Lunes, 09 de marzo de 2009

OSTEOPATIA CRANEOSACRAL PEDIATRICA

©Todos los derechos reservados, no se permite la reproduccion total ni parcial de la misma, sin consentimiento del autor©

Como comentaba en el anterior artículo, en la cita que se dio en Xativa en torno a las terapias naturales, una de las ponencias era a cargo Esfenoidesde J. de Miguel, miembro de una de las escuelas formativas en terapias naturales de Madrid.  La ponencia, versaba sobre la Osteopatía Pediátrica, y dado que era un evento para terapeutas, esperaba una ponencia más extensa y profunda.

A decir verdad, fue mi expectativa.

 

Siendo sinceros, y dado que la ponencia tenía un tiempo limitado (1 hora) y teniendo en cuenta que en dicho congreso, existían profesionales de las terapias de diferentes áreas,  plantear una ponencia de Osteopatía Pediátrica diferente o más profunda en exposición de lo que J. de Miguel realizó, hubiera sido inviable y de poco efecto didáctico ni divulgador.

Por lo que, la apuesta fue la de dar a conocer esta vía de trabajo y sus implicaciones, ly la de su importancia y transcendencia en el desarrollo de nuestros hijos. Y en ese sentido, lo consiguió.

Entre otras, porque la presentación fue sencilla, en lenguaje llano, de tal modo que incluso cualquier ciudadano hubiera comprendido de su importancia sin necesidad de tener conocimientos en la materia ni de medicina, ni anatómicos. Con su presentación en diapositivas, las fotos de bebes y los tratamientos, con sus  antes y después, y apoyados de la experiencia de sus trabajos, pudo transmitir la importancia de este campo de trabajo y lo interesante de su aplicación en cuanto al desarrollo de nuestra salud se refiere.

 

Respecto de la ponencia, y atendiendo a las circunstancias, el tiempo, el público, y las características del evento, la apuesta fue, correcta, ilustradora y divulgadora.

 

Sin embargo, en lo personal, y quizás por llevar también mis años en la materia, y aun sin esperar grandes revelaciones, si que considero que el tema de la Osteopatía Pediátrica, además de la divulgación que debiera tener dentro de la sociedad, esperaba  una mayor profundidad del trabajo y un estudio del abordaje más completo.

 

Como ya he dicho, ni era el lugar, ni el evento, ni las circunstancias, por lo que la apuesta del ponente fue sencillamente, perfecta, y eso hoy día, no siempre es fácil de ver por parte de quien se enfrenta a una sala con 200 personas escuchándote atentamente. Leer esas situaciones y saber manejarlas en el momento es una gran virtud.

 

Y quizás por eso, este articulo, sirva para matizar la Osteopatía Pediátrica en un plano mas amplio y desde mi percepción.

 

Violeta. Mayo de 2008 . Prohibida la reproduccion

(Dibujo realizado por Violeta en Valencia mientras realizaba una sesion con su madre. Mayo de 2008. Todos los derechos reservados)

En dicha ponencia, se puso de relieve, la importancia de tratar a los bebes recién nacidos con Osteopatía Craneal. Hay que decir que dentro de la Osteopatía Craneal existen diferentes niveles de acceso o trabajo, y que por tanto habría que diferenciar bien dichos niveles y en que campos trabajan cada cual, y que sería lo más interesante o apropiado en cada momento.

 

La Osteopatía Craneal, dispone de un arsenal terapéutico amplio y rico, que a nivel de las manipulaciones o de la paleta Terapeutica, abarca lo que determinaría personalmente tres planos bien diferenciados.

Por un lado, la parte más física de la terapia, por otro la biomecánica, como una prolongación del primer plano pero a nivel más profundo en el trabajo corporal, y finalmente el abordaje biodinámico, cuyas premisas son diferentes a las anteriores en cuanto a su abordaje y su aplicación.

Esta clasificación por decirlo de algún modo, no es exclusiva del tratamiento pediátrico, sino de cualquier abordaje al individuo independientemente de su edad, condición, patología, etc.

 

Vayamos por partes.

 

Por un lado la Osteopatía Craneal, en su vertiente más física o mecánica, estaríamos hablando de la parte del trabajo realizado por manipulaciones directas sobre la caja craneal y los ejes de movimiento de los huesos que la conforman. Es decir, sobre las articulaciones propias de los huesos craneales, en arreglo a los patrones de lesión que el padre de la Osteopatía Craneal designó en sus estudios  de la caja craneal y los movimientos articulares entre los diferentes huesos con sus consecuencias en el resto del cuerpo.

 

Este abordaje fué el que se planteó en la ponencia, que en definitiva es la parte por la que empieza este trabajo.

Es cierto que en el proceso del parto, la compresión que existe en los bebes sobre la caja craneal, en ocasiones se producen "lesiones", que determinan posteriormente ciertos patrones de desarrollo psicomotriz que pueden afectar al bebe en su futuro. Advierto que utilizo un condicional al respecto, y por ello digo que podrían determinar, y no afirmo el hecho de que  así se vayan a desarrollar.

Este es un punto importante a aclarar.

 

El hecho en sí de que por el propio proceso del parto, produzca el cabalgamiento de las fontanelas, y el posterior repliegue de las mismas  tras el expulsivo, y las compresiones occipiomastoideas que se puedan derivar del propio proceso, no determinan en sí la posterior lesión ni las consecuencias de ellas que puedan derivar.

Si así fuere, todo el mundo dispondría del desarrollo de dichas disfunciones, cosa que no es así.

Entonces, ¿Cuándo es conveniente y cuando no actuar?, y ¿Por qué en casos se desarrollan patrones de lesión y en otros no?.

 

En primer lugar, podemos a simple vista observar como las cajas craneales de todos los individuos, son diferentes de por sí, y todos tienen una conformación particular que nos hace diferentes como personas.

Un occipital en extensión es una disposición bastante común, y puede desencadenar unos patrones determinados, pero no quiere decir que los occipitales en extensión sean todos patológicos.

Podemos observar como hay diferentes cajas craneales, ovoides, redondas, lateralizadas, anteriorizadas, posteriores, etc, pero no todos responden patológicamente, ni tampoco en relación a un grado determinado de disposición responden a unas secuelas determinadas.

Por ejemplo un strain lateral no implica que todos los strain lateralizados vayan a tener un mismo comportamiento ni físico, ni emocional ni psíquico. Si podemos hablar, de que haya una predisposición, pero no de un efecto por igual o en grado determinado.

¿Qué significa que haya predisposición?. Significa, que existe la posibilidad de que se desencadenen en el futuro dichos patrones  y que desarrollen patologías o disfunciones que la experiencia ha mostrado en el campo de la Osteopatía Craneal como comunes a un determinado tipo de caja craneal.

¿Y entonces, porque en unos casos se producen y otros no?.

Verdaderamente influyen otros factores para que ello se de. Entre ellos y como más importante, existe lo que R. Becker determinó como el Plan Inherente del Sistema, por el que este se adapta a sus circunstancias para funcionar correctamente. Es por ello, que las "lesiones" o "bloqueos craneales", no siempre se instauran a pesar de haber una predisposición a ello. Por otra, existe una predisposición genética, (entre otros factores) que favorecen ciertas "aptitudes", que no se verán menoscabadas por impedimentos físicos, o que al menos no implicaran secuelas.

La conformación en el desarrollo del individuo, también se ve afectada por su entorno. Según el estimulo externo (sin entrar el campo terapéutico, es decir, familiar, social, ambiental, etc), influirá positiva o negativamente, en la predisposición del bloqueo craneal, provocando la marca de secuelas o minimizándolas o no dejándolas expresarse.

 

Es por ello que es interesante, la acción Terapeutica de la Osteopatía pediátrica, en cuanto que nos asegura, minimizar o dejar inexpresivas, muchas posibles secuelas futuras, aunque no por ello sea determinante.

 

Llegado este punto, podemos pasar al nivel de la terapia craneosacral biomecánica. Este trabajo, profundiza aun mas, y aumenta la precisión del trabajo mecánico sobre el bebe, siendo menos invasiva aún (entendiendo por invasión, el propio acto de la manipulación). No en vano, el hecho de buscar y ahondar en la praxis de esta parte Terapeutica, ya no solo en la parcela pediátrica, si no en la de cualquier individuo, es procurar ser mas especifico y afinar el tratamiento lo más posible, con tal de que la intervención del terapeuta sea mínima. El sistema que organiza y gobierna nuestro cuerpo, dispone de un mecanismo propio, por el que cualquier acción externa, es siempre tomada con recelo y cautela, y por tanto, la integración de la acción externa como parte de nuestro plan de desarrollo corporal, es siempre sometida a un análisis y valoración, por el que el cuerpo decide si integra o si rechaza.

 

Esto último es crucial para empezar a entender el proceso del acto terapéutico y la acción que ello produce en el sistema del paciente, y como este reacciona. Por una parte, las acciones más físicas, están en una escala de valores para el sistema corporal, de una mayor transigencia, y por tanto de una mayor aceptación de las injerencias terapéuticas, siempre y cuando respondan fundamentalmente al criterio de que la acción recibida, amplifica la movilidad articular, vascular, linfática, muscular, etc. El cuerpo reconoce con bastante facilidad, la acción por la cual le confieren, o mejor dicho deberíamos decir, se le muestra la posibilidad de recuperar una amplitud de movimiento perdida por el trauma o "lesión".

Sara- Marzo de 2007 Barcelona. Todos los derechos reservados

(Dibujo realizado en mi Tablet PC, por Sara de 9 años mientras realizaba sesión con su madre en camilla. Barcelona Marzo de 2007)

Sin embargo, cuando en el tratamiento afinamos el trabajo con capas más internas y delicadas de nuestro tejido corporal, entonces, los permisos a la injerencia terapéutica, cada vez responden a un campo menos físico, y digamos que responde a un campo mas   "energético" podríamos llamar. Respecto del campo energético, podría denominarlo campo potencial de expresión, en todas sus facetas, física, mental, emocional, etc.

 

Por poner ejemplos, dentro de los trabajos en la terapia Craneosacra, existen maniobras o técnicas, por las que se pueden liberar traumas emocionales. Es decir, con maniobras físicas sobre el cuerpo y en determinadas estructuras, podemos hacer desencadenar, una serie de estados en el paciente, por el que salgan a relucir traumas de índole menos física, asociadas a traumas emocionales que han quedado patente en los tejidos del paciente a través de los años. A estas maniobras, se les llama técnicas de liberación somato-emocional.

 

Existen otros niveles por los que a través de la profundidad del trabajo de la terapia craneosacral, cada vez tocamos partes mas sensibles que difícilmente se pueden llegar desde un abordaje de la Osteopatía Pediátrica Clásica.

 

Este abordaje también es interesante, y también es capaz de aportar "soluciones" a muchos traumas del nacimiento, e incluso anteriores  en el campo intrauterino.

 

Si, acabo de hablar incluso de "lesiones", en el campo intrauterino.

Como podrán observar acabo de profundizar de tal modo en el trabajo, que ya estoy hablando de lesiones o traumas, que para el caso, cualquiera podria creer que los niños no los tienen aun a esas edades.

Sin embargo, como antes mencionaba, nada diferencia a un bebe de un adulto, salvo por la experiencia de vida que de uno y otro son diferentes en cuanto a cantidad, pero no tanto en cuanto a los traumas, llamémoslo, de base.

 

Pongámonos en un bebe que en su periodo embrionario, fetal y hasta su nacimiento que ha vivido 9 meses,. Durante ese tiempo, ha experimentado un sin fin de estados, algunos incluso de peligro. Puede que pensemos que el niño no lo ha podido sentir, pero detengámonos un poco y visualicemos ciertos estados como ejemplos.

 

Una embarazada contiene toda una experiencia de vida, llena de traumas, miedos, etc. Un embarazo, con complicaciones (placentas previas, portadoras del VIH, hepatitis, ....por poner casos más físicos), conllevaran una preocupación de la madre, y esta transmitida al futuro hijo. Ello ya supone una propia experiencia del bebe, ya en el útero, que en cierto modo predispondrá actitudes frente a su propio proceso de crecimiento y a su propia relación con el mundo, tanto interno de ese momento como el externo una vez ya nacidos.

 

Ahora ya podéis, elucubrar cuanto queráis, sobre los niños nacidos o no nacidos, los que nacieron con taras o disfunciones y según qué o cual, las posibles consecuencias derivadas, etc, etc....

 

Esto tiene un peligro, y es que se abre tanto el campo a explorar,  que el género humano, tratara de protocolizar al igual que con la Osteopatía Clásica, tratando de determinar causas y efectos para nombrar y asociar patologías con estados de embarazo, o desarrollos del bebe en el embarazo. Es tan peligroso  caer en este error de abordaje,  que causaria la perdida de la visión global por la que entendemos  de que al final, el plan inherente del sistema, puede disponer de unas características que minimicen dichas predisposiciones que el bebe pudiera instaurar en su cuerpo en dicho periodo.

En definitiva, lo mismo que en el abordaje mas fisico anteriormente descrito.

 

Pero ahora vamos, mas allá, y se presenta un campo desde el que muy pocos son capaces de trabajar, del que muchos dicen hacerlo, pero pocos comprenden cómo y porque se trabaja desde este formato y cuál es su funcionamiento. Para ello hay que romper ciertas barreras y creencias que desde el campo terapéutico estan establecidas,  y no solo desde los Osteópatas o terapeutas, sino de cualquier área de la medicina.

Entremos en el abordaje terapéutico desde lo que denominamos biodinámica. Para muchos este es un mero concepto por el que se asocia al mismo tratamiento aplicado en terapia craneosacral biomecánica. Pero no, no es así.

 

El modelo biodinámico no aborda el acto terapéutico como la acción de realizar tal o cual maniobra según la presentación del bebe y sus disfunciones.

Para explicarlo mejor, trataré de continuar con el abordaje biodinámico dentro de l un articulo propio y al respecto dentro del Book que se está desarrollando dentro de este mismo blog, con el nombre de Baraka Book: Una Aproximación Global.  Merece un profundizaje mayor para una comprensión más exacta.

 


Publicado por incoming404 @ 6:01
Comentarios (3)
Comentarios
Publicado por lenny
Viernes, 20 de marzo de 2009 | 15:54
<a href="http://www.google.com">google</a>
Publicado por Anonimo
Domingo, 22 de marzo de 2009 | 15:55
:-)
Publicado por valeria
S?bado, 15 de mayo de 2010 | 4:39
Laverdad el art?culo me parecio muy interesante ya que he comenzado a estudiar la carrera de osteopat?a aqu? en Argentina en una escuela que apunta a la osteopat?a biodin?mica y estoy fascinada e impresionada con los resultados tanto en ni?os (mis hijas) y adultos (Mi familia y yo) Todos somos pacientes de un oste?pata de esta corriente y realmente mejoramos nuestra xcalidad de vida. Por eso decid? estudiar esta hermosa y saludable carrera, o ... arte, por qu? no? Me interesar?a ver el art?culo que sigue. gracias